top of page

Ares – Marte

Historia

En la mitología griega, Ares es el Dios de la guerra.

En la guerra representa la brutalidad, la violencia, y horrores de las batallas. También ha sido reconocido como Dios de la virilidad masculina, puesto que a lo largo de la mitología se han contabilizado una treintena de amantes mujeres, con una descendencia de alrededor de 60 hijos (Eros, Harmonía, Fobos, Deimos, Amazonas, entre otros), siendo Afrodita, su amante preferida, su sanadora y aliada de guerra.

A pesar de ser identificado como Dios de la guerra, no siempre salió victorioso en los combates. De hecho, resulta varias veces herido, como contra el semidiós Heracles. De todos los Dioses, con quien peor se llevaba era con Atenea, a la que profesaba una gran hostilidad. Ambos concebían la guerra de forma radicalmente distinta, él como un fin en sí mismo, ella como último recurso, y midieron sus fuerzas en más de una ocasión. Sufrió su derrota más humillante en Troya. Hera le rogó que luchara del lado de los griegos, pero Ares se inclinó por los troyanos, pues Atenea apoyaba a los rivales.

Al igual que los mitos de las amazonas, sus hijas, las fuentes clásicas indican que su lugar de nacimiento fue Tracia, lo que explicaría que en Grecia solo se le venerara en Boecia y Ática, regiones donde se asentaron los tracios.

De cierta importancia en la poesía, Ares fue objeto de culto en la antigua Grecia especialmente por los soldados y ejércitos que marchaban a la guerra, especialmente en Esparta y Macedonia, de donde proviene uno de sus cultores más destacados, Alejandro Magno.

Ares suele representarse como un hombre joven. El carruaje y la antorcha encendida son algunos de sus símbolos, también montaba un carruaje tirado por cuatro caballos inmortales con bridas de oro que lanzaban fuego. Entre los demás Dioses, Ares era reconocido por su armadura de bronce, la lanza, el casco de cresta roja y la espada.


Mito

La versión tradicional dice que Ares era hijo de Zeus y de su esposa Hera. Otra versión señala que, enojada por las múltiples infidelidades de su marido, Hera fue a buscar consuelo en el templo de Cloris, la Diosa de las flores.

Cloris vio afligida a Hera y le pidió que tomara una hermosa flor. La esposa de Zeus quedó fascinada por la enorme belleza de la planta. Luego la puso en su regazo y así nació Ares. Como quiera que haya sido, lo cierto es que el mito de Ares señala que este personaje era rechazado por todos los Dioses, incluyendo a su padre y a su madre.

La medio hermana de Ares, Atenea, también regía los terrenos de la guerra. Sin embargo, ella dirigía las guerras estratégicas. Ares, en cambio, tenía que ver con lo más fiero de las batallas.

Su gran amor fue Afrodita. Ella fue su amante, pero también su compañera de batallas. Así mismo, la madre de los dos hijos que siempre acompañaban al dios Ares en sus faenas: Deimos, espíritu del terror, y Fobos, personificación del miedo.

Otros mitos en los que aparece:

Ares encadenado, en la Iliada.

La Guerra de Troya.

El llanto de Ares, en la Iliada.

La fundación de Tebas.

Tifón.

Heracles.

Adonis.


Correspondencias

Plantas: cardo, pimienta negra, pimentón, cayena, anís estrellado, estepa y comino.

Color: rojo.

Aceites: romero y pimienta.

Cristales: topacio, jade, onix y obsidiana.

Animales: toro, águila y lobo.

Carta del tarot: El Carro.

Trabajos Mágicos: enfrentamientos y defensa.

Metal: Acero.

Epitetos

Afrodisíakos: encantado por Afrodita.

Teikhesiplêtês: asaltante de murallas.

Androfontes: asesino de hombres.

Miaiphonos: la voz de los hombres.

Brotoloigos: destructor de hombres.

Maleros: hechicero.

Enyálios: héroe guerrero.

Teritas: apaciguado.

Compártelo:

Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva)

Haz clic para compartir en Facebook (Se abre en una ventana nueva)


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Hécate

Brigid

bottom of page