top of page

Baños Mágicos

El arte de los baños con hierbas el alma se limpia a través de las plantas...


El baño, lavado de cuerpo, riego, etc. como desees llamarle,

hecho con consciencia y magia: es una experiencia que te

acerca al gran arte del baño tal como se practica en China,

Japón, India, Turquía y Grecia.



En cada cultura y en cada lugar se ha refinado el gran arte

del baño a lo largo de los años para purificar, relajar el

alma, mejorar la salud y la vitalidad, desarrollar cierto

magnetismo sexual, estimular la intuición e inspirar belleza,

eliminar males energéticos y demás.


Cada baño es un viaje personal que te conecta con partes

inconscientes de ti y de tu vida para lograr una mayor

clarividencia e integridad.


Los aceites esenciales y las sales de baño aumentan tus

vibraciones para potenciar este propósito.


El agua sagrada del baño se convierte en un poderoso

transmisor de tus deseos, pues el agua es un conductor

muy potente.

una vez enviaron a un hacedor de lluvia a una región en sequía. Su

trabajo era conseguir que lloviera. Cuando llegó allí, instaló una tienda

y se metió dentro durante un rato. Cuando salió, hizo que lloviera.

Alguien le preguntó por qué se había metido en la tienda en lugar de

hacer que lloviera directamente. El hacedor de lluvia contestó que las

condiciones exteriores estaban tan desequilibradas que primero tuvo

que entrar para alinearse, antes de poder efectuar algún cambio

exterior.


¡Imagina que tu baño es tu tienda! Te sumergirás en el agua

antes de hacer que llueva.


Acerca de rituales

Bañarse es un importante símbolo espiritual, pero nada

resulta más emocionante que la investigación y los datos

sobre el agua que estamos conociendo hoy día.


Para darte un baño sagrado puedes necesitar aceites

esenciales, sales de baño, velas para la terapia cromática,

sal marina y aceite de manzana —que son grandes agentes

desintoxicantes y limpiadores—, y otros complementos.

Cualquier baño sagrado debe guardar un equilibrio entre

los cinco elementos: agua, fuego, tierra, aire y espíritu.

Muchas culturas creen que el Universo está compuesto de

estos cinco elementos y que deben estar en equilibrio para

que estemos sanos.

El agua es un elemento muy importante que llenará tu

bañera en cada baño sagrado; el fuego está presente en la

vela; la tierra se simboliza con la meditación raíz, para la

que emplearemos aceites esenciales (extraídos de plantas),

sales de baños (minerales terrestres) y la escritura, porque

eso te conecta con tu vida física; el aire está representado

en las oraciones, el olor de los aceites esenciales y el

incienso; y el espíritu está presente cuando invocas a lo

divino y a tu Yo superior.

En cada baño sagrado elegirás un

color específico para la vela. Estos colores simbolizan el

propósito de tu baño y, a veces, conectan con la vibración

de la deidad a la que estás invocando.


Historia de los baños


Las distintas culturas del mundo veneran la práctica del

baño desde hace siglos. Los egipcios empleaban los baños

para sanar el espíritu.

Existen baños rusos llamados

banyas, baños turcos llamados hammams, baños

grecorromanos llamados tepidariums, mikvehs para los

judíos, y baños japoneses llamados sentos.

La ceremonia japonesa del baño tiene como objetivo

centrar a la persona y limpiar su espíritu. Según el

sintoísmo (la religión nativa japonesa), las cascadas son

sagradas y ponerse debajo de ellas purifica.

Los mikvahs son baños judíos que sirven para purificar el

espíritu.

Un mikvah es una metáfora de restauración, como

un útero. Durante la menstruación, las mujeres no pueden

mantener relaciones sexuales durante doce días. Luego se

dan un mikvah.

Los rabinos del Talmud consideran tan

importantes los mikvahs, que si hubiera una comunidad

que no tuviera ni sinagoga ni mikvah, el mikvah sería más

importante. Durante el mikvah la mujer le pide a Dios que

vaya a su casa y se integre en su matrimonio.


Existe un rezo acerca de cómo la mujer consigue un corazón y un

espíritu nuevo y su kavannah (propósito). Luego se

sumerge bajo el agua tres veces.


Para los hindúes, el tarpana es un ritual matutino en el que

la persona ahueca las manos y vierte agua al río mientras

recita un mantra y luego bebe un poco de agua rezando

una oración. Todos los templos tienen un estanque cerca y

se supone que uno debe bañarse allí antes de entrar. Los

brahmanes hindúes se limpian el cuerpo antes de acceder a

los edificios sagrados.


Los nativos americanos también tienen rituales acuáticos.

Los cheroquis hacían la ceremonia de la Gran Luna Nueva

en octubre, para la luna nueva.


Esa ceremonia marcaba el comienzo del año nuevo cheroqui:

ellos creían que el

mundo había sido creado en otoño. Lo festejaban y se

purificaban mediante un ritual llamado «entrar en el agua»

en el que se sumergían siete veces y le daban las gracias al

Gran Espíritu por sus bendiciones, hoy día todavía quedan

cheroquis que lo festejan.

El Kama Sutra (una filosofía india sobre cómo debe hacerse

el amor) habla sobre el arte del baño. En el Tantra es

común encontrar un ritual de baño sagrado antes del

masaje tántrico, que puede implicar la respiración

consciente, una infusión de leche, miel, pétalos de rosa,

extracto de vainilla y aceites esenciales.

En la mitología griega, Afrodita se daba un baño cada

primavera para limpiar su energía. Su nombre significa

«diosa de la Espuma», y era la Reina del Mar. Los griegos y

los romanos también adoraban los baños públicos.

Preparaban elegantes banquetes y ofrecían baños termales

a sus invitados.


El baño comenzaba en el tepidarium, una piscina de agua

cálida, luego seguía en el calcedarium, una piscina de agua

caliente, y finalizaba en el frigidarium, una piscina de agua

fría. Repetían este circuito tres o cuatro veces y luego los

invitados recibían masajes y eran untados con aceites.


Los rusos tienen banyas, un baño de vapor donde se turnan

para azotarse los unos a los otros con ramas de abedul con

el propósito de estimular la circulación antes de sumergirse

en las aguas heladas.


Repiten el circuito cuatro veces para alternar el estado de

sudoración y el enfriamiento.

Hay quien cree que en los banyas viven unas hadas

llamadas banniks.


Los mayas emplean baños rituales para curar las

enfermedades espirituales y creen que los baños, los rezos

y las plantas sanan.


Los hindúes se bañan en el Ganges los baños sagrados se

practican en culturas de todo el mundo. Ahora puedes

llevar la energía de esas tradiciones y culturas a tu casa.

Para mí eso es algo especial porque fusiona las prácticas

antiguas y modernas de forma personal y universal.



Invocación


Invoco al agua, en mi bañera sagrada. Al fuego, con la vela

encendida de mi alma. A la tierra y a la madre divina con estas

sales marinas. Al aire mediante la oración. Permite que el agua

me conecte con todo. Yo doy amor y gratitud a estos elementos

y creo equilibrio, dentro y fuera.

O, si tienes prisa, limítate a decir: «Equilibro los cinco

elementos, en mí misma, en mi baño y en el mundo».


Consejos para preparar el baño

El proceso preparatorio de 5 pasos

Haz una pequeña meditación para visualizarte rodeada

de luz dorada


Identifica tu estado emocional antes de iniciar el ritual

del baño. Comprueba si cambia después del ritual.

Di: «Me rodeo de luz blanca para que sólo pueda

cruzarla el bien superior y la orientación».

Invoca a los cinco elementos (agua, fuego, tierra, aire y

espíritu) y pide que estén en equilibrio, en tu interior, en

el baño y en el mundo.

Y, por último, mírate a los ojos en el espejo del baño y

envíate amor y gratitud. ¡Luego envía amor y gratitud al

agua de tu bañera!


Tu lista de compras:

A continuación encontrarás una lista de aceites esenciales y

cristales que puedes adquirir para tus baños sagrados.

Para empezar sólo necesitas un cristal de cuarzo, una vela y

algunos aceites esenciales, pero yo he confeccionado una

lista con todos los elementos que una bruja debe tener y

que a medida que profundices en este maravilloso arte iras

ocupando..


Tu lista de compras

Aceite de flor de loto

Aceite de gardenia

Aceite de geranio

Aceite de ruda

Aceite de hinojo

Aceite de hisopo

Aceite de incienso

Aceite de jazmín

Aceite de jengibre

Aceite de lavanda

Aceite de limón

Aceite de mandarina

Aceite de manzanilla

Aceite de menta

Aceite de mirra

Aceite de naranja

Aceite de nardo

Aceite de neroli

Aceite de orégano

Aceite de pachuli

Aceite de pimienta

Aceite de pomelo

Aceite de rosa

Aceite de salvia

Aceite de ylang-ylang

Aceite de clavo


PIEDRAS:

Ágata azul

Aguamarina

Amatista

Amazonita

Ámbar

Aventurina

Calcedonia roja

Calcita azul

Calcita roja

Calcita roja

Celestita

Citrina

Cornalina

Crisoprasa

Cuarzo rosa

Cuarzo traslúcido

Howlita

Jaspe

Lapislázuli

Ónice negro

Ópalo azul

Piedra lágrima apache

Topacio azul



VELAS:

Vela amarilla

Vela azul

Vela blanca

Vela color cobre

Vela color morada

Vela magenta

Vela naranja

Vela negra

Vela plateada

Vela roja

Vela rosa

Vela verde

Vela violeta



HIERBAS:

Albahaca

anís

árnica

canela

diente de

león

jazmín

Equinacea

Escaramujo

Flor de manzano

flor de naranjo

lavanda

manzanilla

menta

Geranio

Ging seng

granada

hojas de frambruesa

jacinto

salvia

hoja santa

Rosas

ruda

romero

perejil

cilantro



Baños Básicos


Hablaremos sobre dos tipos de baños que te servirán

de apoyo mientras encuentras esa conexión contigo

misma.

Tu energía, autoestima y cuidado personal son

factores que afectan a tu vida de forma directa. Por

tanto, iniciaremos este viaje con dos baños

fundamentales que potencian la autoestima y el

cuidado personal. El segundo baño te brinda la

oportunidad de conectar con tu niña interior, sanar

heridas pasadas e ir cuidando de ti misma por lo que

al plano emocional y físico se refiere.


1.

Baño para quererte

Cuando rebosas autoestima, confianza en ti misma y

amor por tu persona, eres magnética. Desde ese

estado puedes atraer todo lo que quieras. Eso

comienza por tu forma de hablar y cuidar de ti misma

y todo lo que piensas y sientes por ti.

Este primer baño sagrado te ayudará a descubrir los

bloqueos que te impiden quererte como es debido y

eliminarlos.


Ingredientes:



Tres gotas de aceite de incienso

Cuatro gotas de aceite de rosa

Un cristal de cuarzo rosa

Una vela magenta

Una cucharada de vinagre de manzana

Té de escaramujo

Explicación de los elementos del baño:

El aceite de incienso aumenta la autoestima.

El aceite de rosa es la flor divina del amor.

El cristal de cuarzo amplifica tu propósito.

Se dice que el magenta es el color del arcángel Jofiel (a

veces hay quienes dicen que es el amarillo y también el

dorado)


1.

Baño para quererte


El ritual del baño

Enciende una vela magenta e invoca al arcángel Jofiel, el arcángel

Jofiel es el ángel de la belleza y de los pensamientos bonitos.

La lumbre puede ayudarte a pensar en cosas bonitas y a que te

veas como un ser divino, pídele al arcángel Jofiel que libere tu

esplendor divino.

Mientras estés metida en tu baño de maravillosa fragancia observa

fijamente la vela magenta e inspira hondo. Invoca las cosas

maravillosas de ti misma que tanto gustan, a ti y a los demás.

Si interviene esa vocecita negativa que tienes metida en la cabeza,

contéstale con humor: «No es esa clase de baño. ¡Fuera de aquí!», y

vuelve a centrarte en tu propósito.

Recuérdate todas las cosas buenas que ya haces en el mundo y lo

importante que es que las compartas, primero contigo misma y

después con los demás. Comprométete a hablarte sólo con

palabras amorosas mientras estás en el baño. Pídele ayuda al

arcángel Jofiel. Intenta olvidar toda autocrítica y centrarte

únicamente en tu magnificencia divina.

Convéncete de que eres capaz de crear cualquier cosa. Todo es un

espejo de cómo te sientes y aquello en lo que crees. Cuando hayan

pasado los veinticinco minutos, pídele al arcángel Jofiel que selle

esta buena energía y el amor que sientes por ti misma y los interne

en tus células y tu corazón, para que rebosen de esos sentimientos.

Pídele que los antiguos sentimientos de autocrítica, fracaso,

vergüenza, ira o decepción se marchen por el desagüe para que lo

único que quede sea el amor que sientes por ti misma y la

aprobación.


1.

Baño para quererte

Llegados a este punto, párate un momento a preguntar si

puede ofrecerte alguna orientación al respecto. Quizá el

arcángel Jofiel te diga que no hay nada que perdonar y que

lo hiciste lo mejor que pudiste.

Podría decirte que debes

olvidar el pasado o te guíe en otra dirección.

Acepta el

mensaje. Luego dale las gracias por su mensaje al arcángel

Jofiel y di: «Así es», antes de apagar la vela magenta.

Después, enciende la luz del baño y mírate al espejo (y

sigue haciéndolo una vez al día) y di: «Me quiero».


Mírate de

verdad a los ojos y siéntelo. Éste es un regalo muy

importante que puedes hacerte a ti misma, sin reservas.

Si quieres seguir recordando tu propósito durante el resto

del día, también puedes mezclar los aceites esenciales que

has utilizado para este baño con aceite de oliva para ungirte

el chacra del corazón como muestra de la decisión de

amarte a ti misma que has tomado.


Esto te ayudará a

recordar este sentimiento cuando no estés en el baño.

Después, pasa por la cocina y prepárate un té de

escaramujo. Ve a tu rincón de relajación y tómatelo

mientras escribes tus pensamientos en alguna libreta o

diario.

El té de escaramujo proporciona amor incondicional, tanto

por ti misma como por los demás.


2. limpieza de tu niña interior



Durante el ritual de este baño conectarás con dos facetas

de tu niña interior.

Dentro de ti hay una niña interior herida que puede

comportarse mal o seguir frustrada. Puedes consolar a esa

niña herida, que es una expresión de tu incapacidad para

confiar en la divinidad, una faceta ensombrecida que

sientes alejada de ti, cuando se le ignora, esta niña herida

muestra miedo, enfado, necesidad, culpa, remordimiento,

vergüenza y crítica.

Cuando logras consolar e integrar a esa niña herida, puede

sanar y pasar del pasado al presente y transformar el

miedo en amor. La otra faceta de tu niña interior es tu niña

divina, es una flor eterna que se sabe amada, es dulce, vive

en el presente, es inocente, divertida, creativa, y le

proporciona a tu vida asombro, inocencia y simplicidad.

Reconecta con tu niña interior y dale el amor y la atención

que merece con el siguiente baño sagrado.


2. limpieza de tu niña interior


Receta:

Cuatro gotas de aceite de ylang-ylang

Tres gotas de aceite de sándalo

Tres gotas de aceite de limón

Cuatro gotas de aceite de incienso

Un cristal de cuarzo

Una vela rosa

Una taza de vinagre de manzana

Té de geranio

Explicación de los elementos del baño:

El aceite de ylang-ylang proporciona equilibrio y paz.

El aceite de sándalo es relajante y favorece la

concentración.

El aceite de limón repara los traumas y te ayuda a

reconstruir la imagen que tienes de ti misma.

El aceite de incienso proporciona sabiduría espiritual


2. limpieza de tu niña interior

El ritual del baño:

Una vez preparado el baño, enciende una vela rosa y relájate.

Invoca a la madre divina para que te ayude. Imagina a tu niña

interior.

Intenta descubrir cuántos años tiene. Luego sintonízate con sus

dos facetas: la niña herida y la niña divina. Tu niña divina es esa

personita feliz que se siente protegida, alegre y llena de

inocencia juguetona. Esa niña quiere que te rías y disfrutes de

la vida en cada momento.

¿Cómo puedes aprender de tu niña interior y trasladar sus

cualidades a tu vida? ¿Qué mensajes tiene para ti?


La otra

faceta de tu niña interior es la niña herida. Imagínate de niña, a

una edad crucial, cuando te hirieron, para que puedas sentirlo

en su presencia. ¿Qué quiere saber?

Tu niña herida no se sintió escuchada en el pasado cuando

estaba sufriendo, por eso se quedó atrapada en cierta edad y

en cierto momento.

Ésta es tu gran oportunidad para convertirte en el padre o la

madre que necesitabas pero que no tuviste en aquel momento.

Quizá tu niña quiera jugar en lugar de trabajar. Quizá quiera

que te centres en ella en lugar de pensar en los demás. Quizá

quiera amor incondicional en lugar de tanta crítica. Se lo

preguntarás, la visualizarás y escucharás. Dile que cuidarás de

ella y pídele consejo sobre lo que necesita para avanzar en la

vida con alegría. Y prométele que no la abandonarás y que no

estará sola.


2. limpieza de tu niña interior

Medita durante quince minutos y pregúntales a tu niña herida y

a tu niña divina qué necesitan para ser felices y adapta tu vida

en consecuencia. Encuentra la forma de que la madre divina, tu

niña divina y tu niña herida puedan trabajar juntas.

Cuando termines afirma: «Llevo a mi niña interior en el corazón,

le consulto mis decisiones con regularidad e integro sus dones. Le

demuestro amor incondicional y le hablo con compasión».

Cuando termines, dales las gracias a la Madre Divina y a tu niña

interior y apaga la vela rosa.

Después, ve a tu rincón de relajación y toma un té de geranio.

Se dice que el geranio ayuda a liberarse de las experiencias

traumáticas del pasado.

Escribe sobre tu niña interior y anota la clase de padre o madre

que serás para ella.

Toma nota de cualquier cosa que te haya dicho y no dejes de

contactar con ella para saber cómo está.

Incluso puedes escribirle una carta


Baños para la vida amorosa

Atraes el amor cuando eres amor, esto significa que

tenemos que eliminar los bloqueos que nos impiden

ser amor: emociones negativas, creencias que nos

limitan y la mochila del pasado.

Y cuando una está buscando a su alma gemela,

ayuda mucho dejarse guiar por el espíritu.

En los próximos baños sagrados te desprenderás de

todos tus miedos y conectarás con tu visión

romántica, tu corazón y sus dones.

Tendrás más claro cómo quieres que vayan tus citas,

qué clase de cita serás tú y la clase de persona a la

que te gustaría atraer.


3. Eliminar nervios en una cita

Las citas pueden poner tu amor propio en

entredicho. Por eso es importante fortalecer la

autoestima y estar feliz durante cualquier altibajo. Si

te sientes bien contigo misma y con tu vida,

disfrutarás más en una cita. Y cuando sientas esa paz

interior, ¡te importará mucho menos lo que piensen

de ti los hombres con los que salgas!

En el siguiente baño sagrado mantendrás una charla

con tu ángel de la guarda, que rebosa amor, paz y

sabiduría. Este baño sagrado te ayudará a estar

menos nerviosa y a aumentar tus vibraciones hacia el

amor.


3. Eliminar nervios en una cita

Receta :

Tres gotas de aceite de pachuli

Tres gotas de aceite de lavanda

Dos gotas de aceite de incienso

Dos gotas de aceite de naranja

Dos gotas de aceite de limón

Una vela blanca

Una taza y media de sal marina

Té de pachuli

Explicación de los elementos del baño

El aceite de pachuli estabiliza la mente cuando se tienen

demasiadas preocupaciones y se piensa en exceso.

El aceite de lavanda relaja y tranquiliza.

El aceite de incienso aminora y profundiza la respiración

y elimina el estrés.

El aceite de naranja

alivia la irritación y levanta el estado de ánimo.

El aceite de limón inspira seguridad y confianza.


3. Eliminar nervios en una cita

El ritual del baño

Enciende una vela blanca para la paz y pídele a tu ángel de

la guarda que llene tu baño de alegría y luz. Afirma que el

estrés y la ansiedad no tienen fuerza cuando tú estás

presente. La ansiedad aparece cuando te concentras en

algún episodio del pasado o alguna situación futura. Por

ejemplo, podrías estar pensando en lo mal que fueron tus

citas anteriores, o haciendo alguna predicción negativa

sobre tu futura vida amorosa, como: «¡Seré una señora

mayor que vivirá sola con cuatro gatos!» Limítate a estar

aquí y ahora, respira y nota cómo te sientes en paz.


Pídele a tu ángel de la guarda que te ayude a estar presente

y a desprenderte del estrés del pasado o de las

probabilidades del futuro. Deja que te recuerde lo

maravillosa que eres y lo mucho que mereces encontrar un

gran amor. Pídele que te dé la capacidad de disfrutar de

cada cita y de estar llena de amor, alegría y positivismo,

para que puedas atraer esas mismas cualidades. Pídele a tu

ángel de la guarda que te recuerde que eres hermosa,

segura de ti misma, y lo mucho que puedes ofrecer a una

pareja estupenda.


3. Eliminar nervios en una cita

¡Imagina cómo se marchan por el desagüe todas esas

creencias que te limitan, la ansiedad, la preocupación, el

estrés y la duda! Visualízalo para que abandonen tu aura y

tu cuerpo.

Ahora visualízate en calma y sintiéndote muy segura al

conocer a alguien, hablando, conociéndoos mejor y

despidiéndote.

Utiliza todos tus sentidos para anclarte en esa experiencia.

Tienes que imaginar que va muy bien. Te sientes segura y

eres capaz de compartir pensamientos, experiencias y

sentimientos. ¡Imagina cómo será volver a casa y recordar

la cita tan increíble que acabas de tener!

Dale las gracias a tu ángel de la guarda por estar ahí y por

preocuparse por tus necesidades. Pregúntale si hay otros

mensajes que puedas repetirte en caso de que la ansiedad

reaparezca.

Sella la nueva confianza y el amor que sientes por ti misma

y decreta para poder llevar esa energía a todas tus citas.

Luego apaga la vela blanca. Después, ve a tu lugar de

relajación a tomar té de pachuli y liberarte de cualquier

emoción negativa.

Escribe sobre tus nuevas ideas y recuerda que tienes que

seguir hablándote con positivismo para disfrutar de las citas

que puedas tener en el futuro.


Baño para liminar malos pensamientos

Muchas veces pensamos que si nos concentramos en los

problemas de nuestras relaciones los solucionaremos.

Creemos que eso justifica nuestros continuos

pensamientos negativos, pero según la Ley de la Atracción

(que afirma que atraemos aquello que transmitimos con

nuestras vibraciones) centrarnos en lo que no queremos

provoca una profecía que se cumple, cosa que atrae más de

lo mismo.

Si tu pareja tiene hábitos que no te gustan, o no te quiere

como a ti te gustaría, añade pensamientos positivos a la

ecuación.

Los estudios demuestran que en las mejores relaciones se

dicen cinco cosas positivas para compensar cada

comentario negativo, estamos hablando de palabras

negativas, pero malos pensamientos sobre tu relación

también le afectarán.

Los pensamientos son una energía vibratoria, por

suerte, puedes ser consciente de lo que piensas y

programar lo que quieres pensar


4. Baño para liminar malos pensamientos

Receta

Cuatro gotas de aceite de lavanda

Tres gotas de aceite de incienso

Tres gotas de aceite de bergamota

Un cuarzo traslúcido, turmalina negra o un cristal de

obsidiana negra

Una vela rosa

Dos tazas de sal

Té verde

Explicación de los elementos del baño

El aceite de lavanda estimula las emociones.

El aceite de incienso proporciona sabiduría espiritual.

El aceite de bergamota va bien para gestionar la rabia y

para la autoestima.

La turmalina negra o la obsidiana negra bloquean los

pensamientos negativos.

El rosa es el color de la amabilidad.



4. Baño para liminar malos pensamientos

El ritual del baño

Invoca al arcángel Miguel para que elimine los

pensamientos negativos, pídele que te bendiga, a ti y a la

persona que haya sido objeto de esos pensamientos

negativos.

Pídele que te libere de tus preocupaciones para que puedas

hacer limpieza. pide para que te ayude a ver la esencia de

tu compañero.

Pídele a Miguel que aumente las vibraciones de tus

pensamientos y de la relación.

Luego empieza tu baño y deja que desaparezcan las

actitudes negativas. Puedes llevar puesta una turmalina

negra o una obsidiana negra en la bañera para bloquear los

pensamientos negativos y para meditar con ella. Pídele al

arcángel Miguel que se lleve esa maleta llena de miedos,

para que sólo te quede amor.

Sigue respirando profundamente y concéntrate en las

grandes cosas que tu compañero hace por ti. Cuando hayas

acabado, apaga la vela rosa y dale las gracias por su ayuda.

Cuando salgas del baño, dile a tu pareja tres cosas que te

gusten de él. Si has recibido algún consejo, anótalo.

Bebe un poco de té verde y libérate de los pensamientos

negativos


Baño para abrir tu corazón

La madre divina te da amor incondicional siempre que lo

necesitas. Cuando estás conectada a ella, te conviertes en

una fuente rebosante de amor.

Te sientes segura y completa. No estás necesitada ni

excesivamente sensible. Puedes dar amor con libertad sin

quedarte vacía.

Muchas personas quieren atraer el amor y no se dan

cuenta de que tienen el corazón cerrado, tu corazón se

cierra cuando te hacen daño, cuando no quieres sentirte

vulnerable, o cuando sientes, de forma inconsciente, que

estás mejor sola.

A menos que consigas canalizar bien la fuente de este

dolor, una conexión íntima puede ser complicada.

Hay una música gratuita en YouTube que puedes poner

mientras estés en el baño para abrir tu corazón. Se llama

528 Hz Golden Om Solfeggio Meditation, esta música te

ayuda a entrar en el estado theta y sincronizar las ondas de

la conciencia para que resuenen junto a las energías de tu

corazón.

En el siguiente baño sagrado, investigarás los motivos por

los que has cerrado tu corazón al amor y empezarás a

eliminar los bloqueos para abrirlo.


5. Baño para abrir tu corazón

Receta

Una taza de vinagre de manzana

Cuatro gotas de aceite de lavanda

Cuatro gotas de aceite de jazmín

Una gota de aceite de rosa

Tres gotas de aceite de neroli

Dos gotas de aceite de ylang-ylang

Un cristal de cuarzo rosado

Una vela rosa

Té de flor del manzano

Otros: 528 Hz Golden Om Solfeggio Meditation Journal of

Us: Why I Love You (diario de pareja)

Explicación de los elementos del baño

El aceite de lavanda proporciona paz y equilibra las

emociones.

El aceite de jazmín es bueno para el amor espiritual y la

seguridad en una misma.

El aceite de rosa se emplea porque la rosa es la flor del

amor por uno mismo.

El aceite de neroli proporciona equilibrio emocional y

claridad mental.

El aceite de ylang-ylang proporciona paz y alivia la tensión

El cuarzo rosado abre el chacra del corazón.

Journal of Us: Why I Love You: es un diario que se puede

escribir en pareja para dejar constancia de lo que aman y

aprecian el uno del otro.

5. Baño para abrir tu corazón

El ritual del baño

Enciende una vela verde e invita al arcángel Chamuel

para que te ayude. Chamuel es el arcángel de las

Relaciones Apacibles. Ayuda a las personas a sentir un

interés renovado por su pareja y ayuda a las almas

gemelas a conectar. Respira con el chacra del corazón

para llenarlo de luz rosa. Pídele al arcángel Chamuel que

te libere de todo el dolor y negatividad que te ha llevado

a rodear tu corazón con una armadura. Visualiza tu

corazón y contempla cómo se cura. Imagina que es un

precioso cáliz lleno de amor incondicional que fluye a

todas tus relaciones, en especial a la que mantienes

contigo misma. Ahora imagina que tu corazón es una

puerta dorada. ¿Quién la abre? ¿Tu corazón invita a

entrar al amor y la bondad continuamente? Pídele al

arcángel Chamuel que abra la puerta de tu corazón de

par en par y pasa algún tiempo invitando a entrar a tu

pareja. Imagínate que los dos os bañáis en una piscina

de amor, perdón y paz. Sé consciente de que tienes el

poder de amar en cualquier momento con sólo abrir la

puerta de tu corazón gracias a este baño sagrado.

Puedes elegir la persona que quieres ser, a quién

dejarás entrar, y si residirás en el amor o en el miedo.

Invoca a la madre divina y permite que te cubra con el

mayor y más radiante amor incondicional. Deja que su

calidez llene todas tus relaciones. Siéntela en cada

rincón de tu ser y entiende que eres valorada.


Muchas gracias

Estos baños han sido creados para que sientas y

conectes con el poder sanador del agua,

conectando con tu voz (elemento principal) y las

herramientas de bruja.

Disfruta cada pócima que hagas y no dudes en

crear tus propias alquimias, recuerda lleva

registro de todo para que tus recetas puedan ser

heredadas.



11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page