top of page

Cronos – Saturno

Historia

En la mitología griega, Cronos era el Dios principal de la primera generación de titanes, descendientes divinos de Gea (la tierra) y Urano, (el cielo).

Mientras los griegos consideraban a Cronos una fuerza cruel y tempestuosa de caos y desorden, creyendo que los Dioses olímpicos habían traído una época de paz y orden al arrebatar el poder a los groseros y maliciosos Titanes, los romanos adoptaron una visión más positiva e inocua de esta deidad, al fundirla con su Dios Saturno, llevando a cabo la famosa Saturnalia, una fiesta celebrada en su honor, asimismo, existió al menos un templo a él dedicado a él.

Saturnalia

La fiesta se celebraba con un sacrificio en el Templo de Saturno, en el Foro Romano, y un banquete público, seguido por el intercambio de regalos, continuo festejo, y un ambiente de carnaval en el que se producía una relajación de las normas sociales.

Fue introducida alrededor del 217 a.C. para elevar la moral de los ciudadanos después de una derrota militar sufrida.

Pero esta fiesta era tan apreciada por el pueblo, que de forma no oficial se festejaba a lo largo de siete días, del 17 al 23 de diciembre. En las fiestas Saturnales, se decoraban las casas con plantas y se encendían velas para celebrar la nueva venida de la luz. Los romanos amigos y familiares, se hacían regalos.


Mito

El mito de Cronos nos habla del comienzo de todo lo existente. En un principio está Gea, la tierra, y su esposo Urano, el cielo. Urano es el gobernante único de todo el universo y concebía hijos con Gea, pero los dejaba prisioneros en el vientre de esta y no les permitía ver la luz.

Los hijos ya crecidos en el vientre, le ocasionaban a Gea terribles dolores y convulsiones. Los partos que no podía concretar la hacían retorcerse de dolor y estremecerse. Sus hijos, dentro de ella, luchaban por nacer y respirar libremente.

Esto hizo que Gea se llenara de odio contra Urano y comenzara a pensar en la manera de deshacerse de él. Convocó a sus hijos y les pidió que mataran al padre con una guadaña de pedernal. Los hijos se convirtieron en rehenes del odio entre sus padres. Solo Cronos, el menor, decidió complacer el deseo de su madre.

Gea le tendió una trampa a Urano. Le hizo creer que le daría un abrazo. Era el abrazo entre el cielo y la tierra. Urano accedió y entonces Cronos tomó la guadaña y lo castró. De la sangre derramada por Urano nacieron criaturas terribles. Seres gigantes, cíclopes, monstruos y demonios, pero también las ninfas.

Gea y Cronos estaban felices. Desde entonces, Cronos ocupó el lugar de su padre y comenzó a reinar en el universo. Se convirtió en el esposo de su hermana, Rea.

La madre, que tenía el don de predecir, supo que Cronos también sería destronado por uno de sus hijos y se lo hizo saber. El temor a esto y un ansia insaciable, hizo que Cronos empezara a devorar a todos sus hijos nada más nacer, y asimismo, Rea urdió un plan para deshacerse de Cronos con la ayuda de sus hijos. La historia se repetía. Cuando nació el hijo menor, Zeus, ella lo ocultó.


Correspondencias

Planeta: Saturno.

Elemento: Tierra y Fuego.

Día: Sábado

Colores: Púrpura, negro, granate, colores oscuros e índigo.

Cristales: Obsidianitas, ónix negro, carbón, coral, hematites, plomo, peltre, sal, serpentina, cuarzo ahumado y turmalina.

Hierbas y plantas: Amaranto, remolacha, belladona, consuelda, ciprés, eléboro, cicuta, cáñamo, hiedra, mimosa, membrillo y olmo resbaladizo.

Inciensos: Ciprés, mirra y pachulí.

Carta de Tarot: El Ermitaño.

Epitetos

Sterculius , Stercutus y Sterces: refiere funciones agrícolas; estiércol, refiriéndose al resurgimiento de la muerte a la vida.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Hécate

Brigid

bottom of page