top of page

Puesta a tierra y centrado

Aprender a conectarte y centrarte será una de las herramientas más poderosas y fundamentales de tu práctica espiritual. Es la base sobre la que pueden descansar todas las demás acciones. Es posible que hayas visto referencias a esto en tus exploraciones de las religiones centradas en la Tierra, pero aun así te preguntas cómo lograrlo. Analicémoslo en lo básico.

¿Qué es la conexión a tierra?

En pocas palabras, la conexión a tierra es nuestra conexión con la Madre Tierra. La forma más fácil y rápida de reconectarse es pararse descalzo en el suelo: pasto, tierra, arena, etc. ¿Recuerda esa sensación que tenía al jugar descalzo cuando era niño? Es esa conexión con la vitalidad de la Tierra la que reforzamos cuando estamos conectados a tierra.

Cuando nos abruma el ritmo acelerado de nuestra vida moderna y nos desconectamos del contacto con la Tierra, pueden empezar a suceder varias cosas. La apatía, la soledad, la falta de energía, sentirse perdido o un anhelo general por algo que no puedes nombrar son todos el resultado de estar fuera de contacto.

Cómo conectarse a tierra

Además de pararte descalzo sobre la Tierra, puedes recostar tu cuerpo sobre la hierba (o tierra o arena) y cerrar los ojos. Siente que empiezas a hundirte en el suelo y a atraer la energía de regreso a tu cuerpo. Concéntrate en respiraciones lentas y profundas y dite a ti mismo "Soy uno con la naturaleza".

Come algo saludable y de origen vegetal. Mantenlo lo más cerca posible de su estado natural y si puede ser orgánico, ¡aún mejor! Presta atención a la energía vivificante de este regalo de la Tierra mientras llena tu cuerpo de nutrición.

Difumina tu espacio con incienso. Tradicionalmente se utiliza salvia, pero también puedes probar el palo santo, el sándalo o los aromas profundos y almizclados del pachulí o el vetiver. Si el humo le irrita, utilice aceites esenciales en su lugar.

¡Agarra tus cristales! En serio, ciertos cristales son potentes piedras de conexión a tierra (como la hematita, el cuarzo ahumado o el jaspe) y cuando tocan tu piel te sientes más equilibrado y centrado.

Ejercicio de puesta a tierra

Todas las mañanas hago una caminata por la naturaleza para meditar con los perros para ayudarme a conectarme y prepararme para lo que me depare el día. Si esto no es posible para usted, pruebe este sencillo ejercicio:

Siéntate o párate en un lugar tranquilo (no es necesario que sea afuera)

Visualiza el envío de energía a través de las plantas de tus pies, como raíces que se hunden profundamente en el centro de la Tierra.

Respire lenta y profundamente por la nariz y exhale por la boca.

Libera cualquier estrés o negatividad a través de las raíces de tu energía para disolverla en la Madre Tierra.

Ahora recurra a la energía curativa de nuestra Tierra e imagínela como una luz que sube a través de las plantas de sus pies, pulsa a través de sus piernas y alcanza su chakra del corazón, llenándolos de amor, vitalidad y energía curativa.



¿Qué es centrar?

Centrarse es otra técnica de visualización que te enseña a concentrarte en el momento presente, alejándote de las distracciones externas o los pensamientos negativos y redirigiendo tu energía al centro de tu cuerpo.

Si no estás centrado, corres el riesgo de dejar que los pensamientos acelerados, la confusión o la energía nerviosa tomen el control. El sueño interrumpido, los arrebatos emocionales, los olvidos o simplemente sentirse "fuera de sí" también son síntomas comunes de energía dispersa.

Cómo centrarse

Respira profundamente 5 veces e imagina que llevas tu energía de regreso a tu núcleo.

Devuelve tu atención al momento presente tomando conciencia de tu entorno. ¿Que ves? Escuche lo que realmente está escuchando. ¿Cómo huele el ambiente? Anclate al momento activando tus sentidos.

¡Come un poco de chocolate! Asegúrese de tener a mano chocolate amargo de alta calidad porque contiene químicos naturales que ayudan a estimular las hormonas y relajar la mente. Cierra los ojos y saborea el sabor para que te devuelva el equilibrio.

Practica algún ejercicio meditativo como yoga o tai chi. También puedes realizar estiramientos simples mientras te concentras en la sensación de cada movimiento para ayudarte a regresar a tu centro.

“Cortar leña, llevar agua” perdiéndote en la atención plena de una actividad sencilla. Barrer el piso, lavar los platos, doblar la ropa: al concentrarse en la tarea y en completarla, recuperará el equilibrio.

Ejercicio de centrado

Centrarse en la respiración

Respire profunda y lentamente (inhale por la nariz, exhale por la boca) y concéntrese en liberar la tensión de su cuerpo.

Comience con los dedos de los pies y avance hacia arriba por el cuerpo, relajando los músculos apretándolos y luego soltándolos.

Encuentra tu centro

Coloque sus manos aproximadamente dos pulgadas debajo de su ombligo. Este es tu centro de gravedad físico donde te sentirás conectado a tierra y estabilizado (también es donde se encuentra tu chakra sacro).

Inhale y exhale profundamente al menos cinco veces mientras se concentra en su centro y en la sensación de estar estabilizado.

Redirige tu energía

Ahora usa la visualización para imaginar toda la energía de tu cuerpo fluyendo hacia tu centro. Puedes imaginar esto como una bola brillante. Visualiza poner todos tus pensamientos negativos en esta bola y luego soltarla.

Mientras inhala, diga "Dejo..." y exhala “…vete”.

Ahora imagina esta bola moviéndose hacia la estratosfera permitiendo que todo lo que te causó estrés desaparezca.

En tu próxima inhalación, concéntrate en una afirmación o mantra utilizando un lenguaje consciente que te ayude a lograr tu objetivo.

Puesta a tierra y centrado

Enraizarse y centrarse son una base esencial para su práctica espiritual. Se realiza antes y después del ritual (y a veces durante) y como preparación para la adivinación o el trabajo con hechizos. También se utiliza como parte de la magia cotidiana cuando necesitas regresar a un lugar de equilibrio y calma. Puedes alejarte del torbellino de estrés o presiones tomándote un momento para conectarte y centrar tu energía. Practica, practica, practica hasta que se convierta en una extensión natural de tu vida diaria.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page